ÚLTIMO MOMENTO:

Patos Bebés de 1 Día de Vida Molidos Vivos en la Mayor Compañía de Patos de EE.UU.

Video ACTÚA AHORA

Una perturbadora investigación encubierta de PETA sobre Maple Leaf Farms, compañía que afirma ser líder en producción de pato de Norteamérica, y vender carne de patos “criados humanitariamente”, revela que los patos bebés eran arrojados y molidos vivos el mismo día en que nacían.

Esta es una mirada sobre lo que financias si compras pato asado, chorizo de pato, papas fritas con grasa de pato o productos rellenos con plumón.

Maple Leaf asesina a aproximadamente 15 millones de patos por año, cerca del 60% de todos los patos matados en la industria de patos de EE.UU. y provee a supermercados y distribuidores de alimentos de todo el país, además de a más de 40 países.

El sufrimiento y estrés inherente en la industria del pato comienza el primer día de la miserable vida de las aves.

El investigador de PETA trabajó en el criadero de Maple Leaf en Kansasville, Wisconsin. Como dijo un gerente, la compañía es “la mayor productora de patos en el país. Sabes, si vas a un restaurante y ordenas pato, [el ave] podría provenir de aquí”.

Los trabajadores sacaban brusca y rápidamente puñados de patos bebés de bandejas sucias y abarrotadas llenas de cáscaras de huevo.

Estos patos considerados “buenas aves” (es decir que la compañía podría criarlos y matarlos por su carne, grasa y plumas) eran arrojados o lanzados en cintas transportadoras y en contenedores. Después eran llevados a enormes cobertizos en una granja industrial. Si sobrevivían algunos meses allí, eran nuevamente puestos en un camión y llevados al matadero, donde les cortarían la garganta.

Los patos bebés que no eran considerados aptos, eran arrojados en contenedores porque estaban heridos o enfermos y era poco probable que generaran ganancias.

Permanecían allí, luchando por su vida, y sin duda aterrados, hasta que los llevaban a otra sala y los arrojaban –plenamente conscientes– en una maceradora, que los cortaba y molía.

Sus restos eran arrojados en un contenedor ubicado debajo, junto a la basura.

Los patos son seres extrovertidos y sociales, quienes, como todos los animales, merecen compasión. ¿Sabías que se ha observado a patos encontrándose con niños de manera entusiasta en una parada de autobús después de la escuela? ¿O que, en la naturaleza, los patos que son compañeros duermen juntos por la noche? Estas aves muy habladoras, incluso, según se ha informado, tienen acentos regionales, igual que los humanos. Y las mamás patas son cariñosas y amorosas: forran sus nidos con algunas de sus propias plumas para que sea suave y acogedor, y cuando llega el momento, llevan a sus bebés a un lugar seguro para nadar y comer, llegando a veces a recorrer más de media milla desde el nido.

El Mito de la ‘Carne de Pato Humanitaria’

Maple Leaf afirma que los patos son “criados humanitariamente” y muestran ilustraciones idílicas del proceso durante el cual convierte a las nobles aves en cortes de carne, cubetas de grasa y pilas de plumas para relleno de almohadas y edredones en su subsidiaria, Down, Inc.

PETA ha expuesto el sufrimiento en esta industria una y otra vez. Nuestra investigación sobre Culver Duck Farms –el segundo mayor productor de pato de “certificación humanitaria” de EE.UU.– reveló que trabajadores lanzaban reiteradamente a patos contra la pared y otras superficies duras, les retorcían el cuello girándoles la cabeza, y, en un caso, incluso llegaron a arrancarle la cabeza a un pato bebé. En 2022, un informante reportó que las patas en Culver terminaban gravemente heridas tras ser “violadas en grupo” y otros eran asfixiados y enterrados vivos.

Esto claramente no es lo que un consumidor razonable esperaría para un trato “humanitario”, lo que prueba una vez más que la “carne humanitaria” no existe. Cualquier compañía puede proclamarse “humanitaria” sin evidencia o supervisión, pero PETA pondrá al descubierto el engaño de estas afirmaciones.

Si crees que eres apto para llevar a cabo investigaciones encubiertas y exponer el sufrimiento de esta manera, por favor contáctanos. Haz clic aquí para expresar tu agradecimiento al investigador que expuso esta crueldad.

¡Los Patos te Necesitan Para Ayudar a Detener Esto!

No te dejes engañar por las afirmaciones de marketing de que los animales son “criados humanitariamente”. Solo los consumidores pueden detener este sufrimiento, no pagando por él. Evita todas las comidas derivadas de animales, incluyendo la carne, los huevos y la leche engañosamente llamados “humanitario”, “orgánico” y “de campo”. En la medida que haya lucro, el bienestar animal siempre pasa a segundo plano.

¡La manera más fácil de ayudar a los patos en Maple Leaf y a las decenas de miles de millones de animales asesinados por año para comida en EE.UU. es hacerse vegano!


¡Comprométete a Ser Vegano!

Firmar petición

¡Firma el compromiso para ser vegano!
Quiero comer mejor, sentirme saludable, apoyar en la lucha contra enfermedades contagiosas y la catástrofe climática, y dejar de apoyar la crueldad hacia los pollos, vacas, cerdos, peces y muchos otros animales criados para comerlos. Al firmar, me comprometo a ser vegano.

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.