Oseznos Separados de sus Madres, Explotados en Interacciones con el Público en Yellowstone Bear World

En 2022, un investigador de PETA trabajó encubierto en Yellowstone Bear World, una instalación de cría de osos ubicada en Rexburg, Idaho, y documentó que un osezno con una pierna rota fue privado de tratamiento recetado, que los oseznos traumatizados estaban desesperados por estar con sus madres y que un supervisor enojado amenazó con arrojar a uno de los vulnerables oseznos al otro lado de la sala y arrancarle los dientes.

En su hábitat, el bosque natural, los osos son curiosos, enérgicos y están en movimiento la mayor parte del día, pasan su tiempo buscando una amplia variedad de alimentos y cavando en la tierra blanda, la maleza y las hojas. Normalmente, los cachorros de oso negro pasan hasta dos años al lado de su madre, creciendo y aprendiendo a sobrevivir. Pero en Yellowstone Bear World, los trabajadores separan a las madres de sus oseznos cuando los bebés tienen solo 8 semanas. Todo lo que da sentido a sus vidas les es arrebatado.

MIRA EL VIDEO ACTÚA YA

¿Por qué son Malas las Interacciones con Oseznos en Yellowstone Bear World?

En Yellowstone Bear World usan a los oseznos para sesiones fotográficas e “interacciones” de alimentación con biberón, durante las cuales son manipulados y alimentados por alrededor de 12 clientes al día. El investigador de PETA vio que los oseznos intentaban mamar succionando el mentón, el cuello, los dedos y los brazos del personal, un comportamiento desplazado que a menudo se observa en animales que intentan calmarse tras sufrir el trauma de ser separados prematuramente de sus madres.

Buscando consuelo, este osezno trataba de mamar mientras lo sostenían en una posición antinatural y era forzado a padecer una multitud de visitantes que lo tocaban y manipulaban en un evento en Yellowstone Bear World. (Foto tomada por un miembro del público en abril de 2022)

Los frenéticos oseznos usados en interacciones de alimentación con biberón con el público habitualmente mordían, arañaban y magullaban al personal. El investigador de PETA sufrió 13 mordeduras, algunas de las cuales le rasgaron la piel. Una supervisora arremetió contra Tootsie, una osezna que la mordió y a quien amenazó con “arrojarla” al otro lado de la sala y arrancarle los dientes “uno por uno”.

Las interacciones de alimentación con biberón de Yellowstone Bear World comenzaron cuando los oseznos tenían casi 5 meses de edad, lo que, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), los hizo crecer muy grandes y fuertes para ser usados en interacciones de contacto directo con el público.

Tras hacerse muy grandes para usarlos en lucrativas interacciones con el público, los oseznos son trasladados a un recinto. Allí, los visitantes en vehículos de visitas les tiran pan, que, en exceso, no es bueno para ellos. A menudo no tienen nada que hacer más que pedir comida y caminar de un lado a otro, un signo de angustia psicológica.

Osos Privados de Analgésicos y Alimentación Adecuada, Amenazados con Palizas

El dolor que sentían los osos a menudo parecía ser ignorado o desestimado. Después de que un osezno, Bean, se fracturara la pierna y cojeara, una supervisora les dijo a los trabajadores que no le suministraran analgésicos recetados porque, en su opinión, actuaba como si no estuviera herido. La supervisora dijo que vio a una osa negra de 26 años llamada Tigger “arrastrando su cuerpo… a través de la calle”, pero aparentemente no llamaron a un veterinario para que la examinara. Y después de que un miembro del público registrara a un auto que pasaba por encima del pie de uno de los osos, los trabajadores aparentemente eligieron un oso al azar para que un veterinario lo examinara porque no sabían qué oso había sido herido, y “simplemente tenían que hacer venir al veterinario y que mirara a alguno”.

Un oso llamado Bean (en la imagen) se fracturó la pierna, pero una supervisora les dijo a los trabajadores que no le suministraran sus analgésicos recetados.

Los osos grizzly son omnívoros, cuya dieta natural incluye raíces, frutas, bayas y pastos, así como pescado y otras presas, pero el personal de Yellowstone Bear World les daba solo carne, pan y dulces, y luego los hacían “ayunar” un día a la semana dándoles sólo algunas donas y galletas. Los trabajadores les dijeron a los clientes que los osos negros eran alimentados con frutas y verduras, pero el investigador nunca vio que eso sucediera.

El investigador encubierto de PETA documentó que los trabajadores de Yellowstone Bear World recibían instrucciones de llevar palos a los recintos donde había osos de un año y osos adultos. Cuando una osa de un año escapó de un recinto y era perseguida por osos adultos, un supervisor le dijo a un trabajador que “golpeara” a cualquier oso que se le acercara.

Criados por Lucro y Explotación

Una osezna que nació a destiempo, fue supuestamente enviada a un “hogar” en Nebraska porque era “demasiado enérgica” para interacciones con el público. Sin embargo, registros gubernamentales muestran que en realidad fue vendida a un traficante de animales exóticos que se sabe que envió osos al matadero. En la última década, Yellowstone Bear World envió 88 osos a este distribuidor, entre ellos cuatro oseznos en 2022.

Hay casi 80 osos en el zoológico de carretera con acceso vehicular, algunos de los cuales se usan para reproducción. Los oseznos que no son explotados en “interacciones” con el público en Yellowstone Bear World, así como algunos osos adultos, son enviados a destinos desconocidos en todo el país. En la última década, se enviaron cerca de 100 osos a distribuidores y expositores de animales exóticos.

Si bien los osos son las principales víctimas de Yellowstone Bear World, la instalación también puso en riesgo a otros animales durante la investigación de PETA:

  • Aparentemente, una cabra de las Rocosas murió poco después de ser sometida a una cesárea de emergencia. El personal admitió que no sabían que la cabra estaba en labor de parto y que, si se hubieran dado cuenta antes, habría tenido más posibilidades de sobrevivir.
  • Una cierva, Daisy, dio a luz a cuatro cervatillos, dos de los cuales nacieron muertos y uno murió al día siguiente. Un trabajador dijo que el año anterior, dos de los tres cervatillos de Daisy también murieron, pero el personal continuó embarazándola igual.

PETA ha presentado evidencia de aparentes violaciones a varias agencias reguladoras:

  • La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional, debido a riesgos peligrosos en el lugar de trabajo, es decir, permitir que el personal ingrese a los recintos y tenga contacto directo con osos adultos y sea regularmente mordido por oseznos
  • El USDA, debido a aparentes violaciones a la Ley federal de Bienestar Animal, como falta de atención veterinaria adecuada, uso de palos para manejar osos y amenazas de maltrato físico, y permitir que el público tenga contacto directo con oseznos de más de 4 meses, entre otras
  • Pesca y Caza de Idaho debido a aparentes violaciones a la ley estatal, p. ej. seguir exhibiendo al público animales lesionados, suministrar una dieta inapropiada a los osos y permitir la ilegal y peligrosa alimentación de los animales por parte del público

Pídele a Yellowstone Bear World que deje de criar osos y ponga fin a las sesiones de fotos con oseznos y otras interacciones con el público:

Courtney Ferguson
[email protected]
President y Co-owner
Yellowstone Bear World