'Sé un Suéter' Dijeron.

La Industria de la Moda Hace Que los Animales se Acuesten y lo Soporten: Nuevo Video de PETA

VIDEO  TOMAR ACCIÓN

Cynthia Nixon atacó la masculinidad tóxica con la sensación viral “Sé una dama dijeron”. Ese elocuente video nos inspiró a abordar el especismo sistémico rampante de la industria de la moda en “Sé un suéter dijeron”, creado para la Semana de la Moda de Nueva York y presentado por la vicepresidenta sénior de PETA, Lisa Lange.

Parece apropiado que el video de Nixon (que pone en evidencia la cosificación de las mujeres y los estándares degradantes a los que se les dice que aspiren) sea el catalizador para un video de PETA, una organización principalmente dirigida por mujeres. Y así como el video de Nixon les recuerda a los espectadores que las mujeres no necesitan jugar bajo las reglas moldeadas por hombres, instamos a todos a desechar el deseo de la industria de la moda de convertir a sus consumidores en cómplices y a reconocer el derecho de todos los animales a no ser atormentados ni asesinados por ropa (o por cualquier otra razón). Únete a nosotros para rechazar el especismo.

Compañía productora: New Moment, Skopje
Director: Srgian Yanikievik
Productor: Filip Dimitrov
Jefe de producción: Mihajlo Cvetanov
Editor: Blagoja Torevski
Música: Novogradska
Director creativo/Escritor: Christian Carl
Creador/Director artístico: Dushan Drakalski

El especismo sistémico (discriminación perpetuada por los humanos, fundamentada en la especie) es una mentalidad peligrosa que permite al mundo de la moda quedar impune por asesinato (literalmente). Aquellos que maltratan y asesinan animales para fabricar ropa quieren que tú, consumidor, seas cómplice de su opresión, pero nuestro nuevo video expone los intentos de la industria de la moda de normalizar el sufrimiento y la violencia extremos. Al poner en palabras lo que la industria de la moda realmente les dice a los animales que destruye, el video de PETA revela lo manipuladoras y especistas que son las justificaciones de la industria para destrozar, mutilar, esquilar, rasgar, despellejar y transportar animales sensibles para hacer suéteres, bolsos, chaquetas y una gran cantidad de productos obtenidos de forma cruel que nadie necesita. Queremos que te preguntes: “¿Soy parte del problema?”

Sé un suéter, dijeron

Hemos escuchado que la gente compara la esquila de ovejas con un corte de pelo, pero ¿te imaginas que te cortaran trozos de cuero cabelludo durante un corte y tinte mientras el peluquero te dice que “te calmes” y “dejes que suceda”? ¿Qué tal si te patearan o golpearan? ¿Alguna vez tu peluquero te ha usado como un saco de boxeo, recordándote con cada golpe que “no tienes derechos”? No, probablemente no. Sin embargo, las ovejas usadas por su lana padecen todo este maltrato y más, simplemente por ser quienes son. Muchos en la industria de la moda piensan que esa es razón suficiente para esquilar a las ovejas, convertir su lana robada en suéteres y, eventualmente asesinarlas.

La mejor forma de ayudar a ovejas como la de la foto es no comprar lana. Es fácil. Si una etiqueta dice “lana”, deja el artículo en el estante y en cambio elige uno de los muchos materiales no derivados de animales disponibles.

Sé un bolso, dijeron

En la naturaleza, los cocodrilos disfrutan viviendo en libertad en sus hogares, los lagos o ríos, algunos incluso viven en agua salada y “surfean” las corrientes del océano, como buzos con escamas y sin rumbo. Pero en las granjas industriales de reptiles de todo el mundo, muchos se ven forzados a vivir en pequeños recintos de concreto (algunos más estrechos que la longitud de sus cuerpos), a veces durante más de un año. Después de perder a sus bebés y su dignidad, también son asesinados y despojados de sus escamas, y algunos cocodrilos forzados a “sucumbir por la moda” aún sangran y se mueven mientras los desuellan, todo por bolsos de cuero “de lujo”, como los que vende Louis Vuitton y otros en la industria de la moda, que son culpables de especismo.

Sé un par de zapatos, dijeron

Al igual que los humanos, los otros animales quieren ser libres y seguir viviendo. Pero cuando los trabajadores separan a las vacas de sus familias, las marcan con hierros ardientes y les cortan el cuello, es una decisión de los humanos maltratar y asesinar a otros porque son miembros de otra especie. Esa es la definición misma de especismo, que es el núcleo de todo abuso animal.

Si alguien te atacara con un mazo, queriendo golpearte la cabeza antes de cortarte el cuello, ¿no querrías “huir”? Por supuesto que sí. Pero en el matadero, las vacas asesinadas por su piel y carne no pueden huir.

Los consumidores actuales han aceptado en gran medida que no es elegante vestir pelaje de otro, y esta es una excelente noticia para los conejos, visones y zorros, pero ¿qué pasa con las vacas y otros animales asesinados por su piel? Eso es igual de malo. ¿Has ampliado tu círculo de compasión para incluir a todos los individuos? Si es así, únete a nosotros para enviar un mensaje poderoso no solo a la industria del cuero sino también a los diseñadores, minoristas y otros que se benefician directamente del sufrimiento de estos animales.

Sé una chaqueta, dijeron

¿La etiqueta de tu chaqueta inflada rellena de plumas dice “ético”? ¿Dice “hecho responsablemente”? Esas etiquetas son puro relleno, pero no del bueno. Las compañías de ropa como Canada Goose quieren que todos creamos lo contrario, pero la verdad es que no existe el plumón ético, porque todo el plumón proviene de aves sensibles que no querían que las asesinaran. Las aves usadas por la industria del plumón son inevitablemente enviadas al matadero, donde la práctica estándar es colgarlas boca abajo, arrastrarlas por agua electrificada para aturdirlas y luego cortarles la garganta.

Varias investigaciones sobre la industria del plumón han afectado la confianza de los consumidores con palabras como “responsable”, “ético” y “trazable”. Los compradores inteligentes saben que el hecho de que una compañía haga estas afirmaciones no significa que sean ciertas. “Sé una chaqueta”, dicen muchas compañías a los gansos, a quienes los trabajadores sujetan y despluman violentamente mientras aún están conscientes. En cambio, les estamos diciendo a los humanos que sean héroes, rechacen el plumón e insten a Canada Goose a hacer lo mismo.

Sé mejor, dice PETA

La industria de la moda quiere que los animales “nos hagan lucir bien” y que “conozcan [su] lugar”. Queremos que los humanos examinen su propio lugar: ¿eres cómplice del sufrimiento de los animales?

¿Puedes hacer más para ayudar a desmantelar todas las formas de opresión?

La industria de la moda abusa de su poder del mismo modo que abusa de los animales, pero eres tú, consumidor, quien tiene el poder real. Cada compra que realices puede marcar la diferencia para los animales. Al elegir suéteres, bolsos, zapatos y chaquetas elaboradas únicamente con materiales veganos puedes evitar que innumerables animales pierdan su piel, pelaje y plumas, los que luego se convertirán en productos de extrema crueldad que nadie necesita.

*****

No hay razón, ni excusa, para explotar y matar animales para hacer ropa. Al vender materiales derivados de animales, las marcas de Urban Outfitters, Inc., (incluidas Urban Outfitters, Anthropologie y Free People) están apoyando el especismo, una visión del mundo centrada en el ser humano que es el núcleo de todo abuso animal. Estas marcas tienen como objetivo atraer a jóvenes progresistas y de mente abierta, pero tratar de venderles ropa hecha con animales muertos es completamente contrario a sus valores.

Usa el formulario a continuación para instar a las marcas de Urban Outfitters a que dejen de vender todos los materiales derivados de animales de inmediato.


Marcas de Urban Outfitters: El Miedo es la Cara de la Moda

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.