PETA Investiga Cómo el Presidente Sudafricano se Beneficia en Secreto de la Caza de Trofeos

Video  Tomar Acción

Mira el impactante video y después toma acción para ayudar a detener que los animales como elefantes, leones, rinocerontes, búfalo cafre y otros animales maravillosos y vulnerables sean asesinados a balazos a sangre fría y mueran en agonía solo para que los cazadores de trofeos tengan una emoción enfermiza.


A los cazadores de trofeos y otros que se ganan la vida vendiendo viajes de caza y accesorios les gusta afirmar que asesinan animales en nombre de la “conservación” o, condescendientemente, para apoyar a los “nativos”, pero como lo muestra este video de PETA de última hora, la caza nada tiene que ver con el respeto a la fauna silvestre y todo que ver con el placer sádico de quitarle la vida a un ser innecesariamente.

Tras una investigación encubierta, PETA reveló las conexiones e inversiones secretas del presidente sudafricano Cyril Ramaphosa en la industria de los trofeos de caza y obtuvo una filmación donde se ve a un cazador estadounidense incapaz de aplicar un tiro certero, incluso con el entrenamiento de guías de caza, mientras le dispara a un joven elefante justo afuera del Parque Nacional Kruger.

La caza de trofeos engrosa los bolsillos del político más importante

La investigación secreta de PETA ha puesto al descubierto las conexiones e inversiones ocultas del presidente sudafricano Cyril Ramaphosa en la industria de los trofeos de caza.

Las imágenes revelan que Ramaphosa está desarrollando y expandiendo discretamente una propiedad de caza de trofeos llamada Diepdrift (poblada con animales de su propia operación de cría de fauna silvestre, Phala Phala), y que posee el 50% de Tsala Hunting Safaris. En otras palabras, lejos de “conservar” la fauna silvestre, los animales silvestres son criados solo para ser asesinados y terminar como trofeos. PETA grabó conversaciones en las que los gerentes de Ramaphosa admiten que él comparte en partes iguales las ganancias de todas las cacerías realizadas a través de Tsala y hablaron de la importancia de ocultar su participación.

Un gerente dijo:

“Tratamos de mantener el nombre del presidente fuera de lo de la caza porque… por los ambientalistas… Entonces quiere ahorrarse esa, cómo puedo decir, mala publicidad y todo eso”.

Elefante asesinado por cazador de trofeos estadounidense, justo afuera de parque nacional

Tsala Hunting Safaris del Presidente Ramaphosa organiza rutinariamente cacerías de elefantes a través de Wayne Wagner Safaris en propiedades del Greater Kruger Conservancy. PETA obtuvo un video de un cazador de trofeos estadounidense quien intentaba asesinar a un joven y curioso elefante cuando este salía de unos pastizales paseando pacíficamente, en una de las cacerías conducidas en estas propiedades. El cazador efectúa el primer disparo y el elefante cae de rodillas y mira directamente al grupo de cazadores. Sigue sufriendo, mientras el estadounidense (quien pagó $30.000 dólares para tener esta emoción enfermiza) se toma su tiempo. Los guías tratan de ayudarlo con su puntería, y después le dispara al indefenso elefante cuatro veces más, mientras el animal barrita angustiado. No se sabe a ciencia cierta cuántos disparos más hubo ni cuánto sufrió el elefante hasta que finalmente murió. El cazador después pagó $20.000 dólares para que preservaran las partes del elefante y enviarlas a Estados Unidos.

PETA ha presentado una solicitud de investigación sobre si la muerte prolongada del elefante que se muestra en el video constituye una violación de crueldad hacia los animales del permiso de caza de Sudáfrica. [Actualización: Tras recibir la solicitud de PETA, el gerente general y jefe de guardas de la Reserva Natural Balule llevó adelante una investigación y concluyó que la cacería de Raby cumplió con todos los protocolos existentes de caza. El oficial también indicó que recomendará que el protocolo sea actualizado para limitar el número de disparos subsiguientes y evitar así otra instancia de esta situación.]

El cazador estadounidense asesinó al elefante en la Reserva Natural Balule. La Reserva Natural Balule está cerca del Parque Nacional Kruger. Si bien no está permitida la caza en el Parque Nacional Kruger, sí se permite cazar en la Reserva Natural Balule. A propósito no hay cercas, entonces los animales que inadvertidamente cruzan el límite del parque hacia el coto de caza ya no están protegidos. Los guías de los cazadores a menudo esperan que esto suceda o siguen los movimientos de los elefantes en el parque para saber exactamente cuándo los animales se ponen en peligro sin saberlo.

El cazador de trofeos estadounidense (centro) posa con el elefante que asesinó afuera del Parque Nacional Kruger

Este cazador estadounidense pagó $30.000 para matar a este elefante y después le cortó la cola. El cazador después pagó otros $20.000 para que preservaran las partes del elefante para ser enviadas a Estados Unidos.

Matar fauna silvestre por ‘deporte’

Los cazadores de trofeos pagan miles de dólares para asesinar animales como antílopes, babuinos, búfalos, jirafas, hipopótamos, y cebras, a través de Tsala Hunting Safaris. A principio de año, un doctor holandés y su esposa asesinaron a un búfalo, un potamoquero de río, un kudú y varios impalas durante un safari de caza de Diepdrift. Cientos de animales también son asesinados en Phala Phala por el gerente de la propiedad y su carne es vendida como carne exótica de caza.

Disparando a leones en un barril

Los animales no tienen posibilidad de escaparle a la bala de un cazador, y ningún animal está en zona prohibida. Tsala realiza cacerías de elefantes y leones en otras propiedades en Sudáfrica y también organiza cacerías de leopardos en Mozambique y Namibia. Un representante de Tsala le dijo al investigador de PETA que la compañía podía incluso organizar especialmente la adquisición de rinocerontes para cazar.

Al igual que los animales criados en Phala Phala y cazados en Diepdrift, muchos de los leones cazados por clientes de Tsala son criados en cautiverio, es decir que están habituados a los humanos. Un video muestra a un grupo de cazadores tendiéndole una emboscada a un león que está descansando tranquilamente bajo un árbol. El león ruge y embiste después que el cazador le dispara y hiere, y se necesitarán cuatro disparos más del cazador y sus guías para matarlo.

Este es un león asesinado en otra cacería organizada por Tsala Hunting Safaris, una compañía de caza en la que el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, posee en secreto el 50%.

Qué puedes hacer

Todos los animales son amados por sus parejas y crías, pero para los cazadores solo representan una sumatoria de partes corporales, y son solamente vistos como blancos móviles para asesinar, decapitar y exhibir en la pared. Puedes ayudar a los animales silvestres pidiendo el fin de la caza de trofeos.

Haz más: los animales baleados por cazadores de trofeos a menudo padecen una muerte prolongada y dolorosa, simplemente para que los cazadores puedan cortarles la cabeza y otras partes y enviarlas a sus casas como trofeos. Al permitirles a los cazadores transportar estos artículos macabros, UPS está apoyando el asesinato de magníficas especies.

Usa el formulario a continuación para instar a UPS a que prohíba el transporte de trofeos de caza. UPS ha prohibido el transporte de no solo aletas de tiburón y de ciertos animales vivos, sino también de marfil, y si puede prohibir los colmillos de elefante, seguramente podrá prohibir la cabeza y otras partes corporales también.


Joven elefante reiteradamente baleado en la cabeza padece una muerte agonizante por un ‘trofeo’ en Sudáfrica, ¡actúa ya!

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.