Una Investigación Encubierta de PETA

Animales Pateados, Azotados y Arrastrados a la Pista de Subastas, Vendidos Como Muebles

Actualización: 16 de marzo de 2022
En una medida inusual, el USDA citó al Mercado de Agricultura y Ganadería del Condado de Cleveland basándose enteramente en imágenes de video encubiertas proporcionadas por PETA. Las citaciones se originaron por nuestras imágenes de un coatí gritando y chirriando aterrorizado mientras lo subastaban; un ualabí a quien tenían colgando de su cola mientras luchaba frenéticamente; y un oryx quien casi fue golpeado por un panel de la pared que se derrumbó mientras el animal atravesaba corrales improvisados tratando de escapar de su confinamiento. Esta medida del USDA llega pocas semanas después de que manifestantes de PETA se reunieran para condenar a los propietarios de la instalación por permitir que esta subasta se realizara en su propiedad, justo cuando el organizador de la subasta anunció que el evento de marzo de 2022 había sido cancelado. PETA les pide a los veterinarios dueños de esta instalación que la subasta de octubre sea la última porque sus días están contados.

Video  ACTÚA

Las subastas de animales exóticos venden animales como si fueran objetos, entregan a los animales al mejor postor, quien a veces los destina al matadero o los usa para la llamada “caza enlatada”. También son un centro de negocios para los operadores de zoológicos de carretera y otros turbios distribuidores de animales, y mantienen vivo el comercio de mascotas. Sabemos que estas subastas son lugares nefastos. Pero el maltrato que observaron testigos de PETA en la subasta Shelby Alternative Livestock (desarrollada en Cleveland County Agriculture & Livestock Exchange en Carolina del Norte) fue igualmente impactante. Míralo aquí:

Animales visiblemente estresados y frenéticos eran pateados, azotados, empujados y arrastrados hacia y desde el piso de subasta, donde el ruido era aterrador. En respuesta a esta y otras aparentes violaciones a la Ley de Bienestar Animal (AWA), PETA está instando al Departamento de Agricultura (USDA) a investigar a Cleveland County Agriculture & Livestock Exchange y castigar con las mayores penas a las partes responsables.

También les pedimos a los propietarios y operadores del mercado que no permitan que se realice ninguna subasta de animales exóticos en ese lugar nunca más. Haz clic en el botón de abajo “¡ACTÚA!” para sumarte.

Subastas de Animales Exóticos: Donde el Terror es Protagonista

En la casa de subastas, el pánico de los animales era palpable. Los investigadores de PETA documentaron que trabajadores de la subasta perseguían a bisontes, órix y emúes aterrorizados y estresados hacia y desde la pista de subasta a través de corrales improvisados, donde fácilmente podrían lesionarse a sí mismos o a otros.

Una vez forzados a entrar en la pista de subasta, los animales eran vendidos en un ambiente ruidoso y estresante. Los trabajadores los empujaban y levantaban a muchos en el aire cerca de personas extrañas bulliciosas y escandalosas. Algunos de los animales traumatizados que eran manipulados bruscamente eran nocturnos y otros eran animales de presa, lo que sin duda aumentaba su profundo terror.

El animal de arriba es un coatí de 6 meses fuertemente estresado que se vendió por $1,500. Caminaba de un lado a otro detrás de la pista, y el subastador comentó que estaba “nervioso” por el ruido. Mordió al manejador del piso de subasta y gritaba y chillaba debido a su fuerte angustia, cuando el manejador lo sujetó por la fuerza. En la naturaleza, los coatíes (emparentados con los mapaches) viven en pastizales, bosques templados y selvas tropicales en América Central y del Sur. Es fundamental para su bienestar que tengan una nutrición adecuada y tengan la posibilidad de trepar, cavar y hurgar por los alrededores. En la naturaleza, vivirían en bandas de cuatro a 26 hembras con sus crías. Las enfermedades comunes del coatí incluyen el moquillo canino, la dirofilariosis (gusanos del corazón), la rabia y la tiña. Las dos últimas pueden transmitirse a los humanos. ¿El comprador del coatí de arriba considerará las muchas y complejas necesidades del sensible animal? No hay forma de saberlo, ya que los participantes de la subasta de animales no son evaluados y las compras no están adecuadamente reguladas, pero la historia y el sentido común nos dicen que este coatí y otros animales subastados como él están condenados.

Animales Elevados en el Aire o Levantados por la Cola, Arrastrados por los Cuernos

También elevaban en el aire a otros animales. Al igual que al coatí, los trabajadores levantaron a un ualabí de la cola, mientras el animal luchaba frenéticamente por escapar.

Otros trabajadores levantaban a los cerdos Kunekune por la cola (y les daban rodillazos) …

… y uno llevaba a un lechón de una pierna.

Manejadores pateaban y azotaban a cabras y ovejas también. “Perra estúpida”, llamaba esta trabajadora a una oveja que pateaba repetidamente.

Otros arrastraban a los animales por los cuernos …

… y uno arrojó a una cabra bebé que había escapado contra el lado de un corral. El trabajador la llamó “hija de perra”.

Los Zoológicos de Carretera y las Subastas de Animales Exóticos: una Mano Lava a la Otra

Algunos de estos animales han sido acarreados por cientos de millas desde distribuidores de otros estados. Otros fueron transportados hacia este caótico lugar desde atracciones cercanas de carretera, como esta atracción que está hace mucho en la mira de PETA, el Zoostatic Park, un ruinoso zoológico de carretera de Carolina del Norte que ha reiteradamente demostrado que no puede o no quiere brindarles a los animales bajo su custodia ni siquiera los cuidados básicos.

Al llegar a Shelby, los trabajadores descargaron un ualabí, dos servales y tres jóvenes grullas coronadas cuelligrís. El ualabí de 16 meses, quien luchaba mientras los manejadores lo suspendían por la cola, con el riesgo de lesionarlo, se vendió por $3,800. Los servales se vendieron por $4,000 cada uno. Durante la subasta, el propietario y operador de Zootastic, Scottie Brown, le gritaba al subastador que estos servales eran “importados” y “sangre nueva”. El subastador agregó que los animales eran “criadores”.

Una de las grullas, quien estaba sujetada por las alas, algo inapropiado y potencialmente doloroso e hiriente, estaba visiblemente en pánico mientras la descargaban.

Entre abril y junio de 2020, Zoostatic transportó 14 cabras, 10 ñandúes, seis bisontes, seis monos ardilla, cuatro alpacas, tres canguros, dos bovinos Watusi, dos ualabíes, dos macacos, dos casuarios (un tipo de ave), dos grullas, un camello, un perico del Amazonas, una urraca y un tamanduá (un tipo de oso hormiguero) hacia la subasta de ganado de la Costa del Golfo (Gulf Coast Livestock Auction) en Florida. Y en mayo, el zoológico de carretera envió un mono patas de 10 días de vida a la subasta de animales exóticos 5-H Ranch (5-H Ranch Exotic Animal Auction) en Missouri.

Explotar animales es un tipo de suciedad imposible de limpiar.

Los operadores del infame Hollywild Animal Park aparentemente también vendieron esta tortuga en la subasta Shelby.

A Menudo, Un Precio Elevado Para Terminar Muriendo

¿A dónde van estos animales después de ser comprados en subasta? Cuando no se exhiben en zoológicos de carretera o se explotan en el comercio de mascotas exóticas, los animales comprados en subastas a menudo son enviados al matadero o incluso se usan en cacerías enlatadas (también conocidas como cacerías que tienen lugar en tierras privadas que se establecen como cotos de caza con fines de lucro o ranchos de caza, donde los cazadores pueden pagar para matar especies nativas y exóticas). Los orixes comúnmente son asesinados en la industria de la caza enlatada en EE.UU. Uno que fue subastado en Shelby atravesó corrales improvisados tratando de escapar del confinamiento y casi empala a varios trabajadores.

A pesar de que los órices están prácticamente extintos en la naturaleza y aunque están protegidos por la Ley de Especies en Peligro de Extinción, los ranchos de caza enlatada pueden usar lagunas legales para obtener permisos para asesinarlos, y las subastas de animales exóticos como Shelby ayudan a firmar las sentencias de muerte de estos animales.

¿Shelby Subastaba Enfermedades Infecciosas También?

Cuando no estaban siendo exhibidos en el caótico piso de subastas, los animales eran apiñados en jaulas inhóspitas y en primitivas jaulas improvisadas.

Muchos estaban tan apiñados que no podían moverse ni siquiera pararse completamente, como el cerdo de arriba o los conejillos de indias, las palomas y los pavos de abajo.

Este confinamiento puede causar estrés constante, provocar agresión excesiva y lesiones traumáticas, además de crear un caldo de cultivo para enfermedades infecciosas, lo que también plantea una amenaza para la salud humana.

Diles a los Organizadores de Subastas de Animales Exóticos que Acaben con Esto

Los muebles vendidos en una subasta de antigüedades se tratarían y manipularían con más cuidado y consideración que estos animales. En nuestra carta al USDA, expusimos las atrocidades mencionadas anteriormente y más (p. ej., la condición de estas vacas, que tienen un peso muy bajo, lo que indica enfermedad, atención veterinaria inadecuada y/o desnutrición) …

… o este zebroide que aparentemente no recibía evaluación veterinaria después de luchar frenéticamente debido a la pierna que se le había atorado en el corral improvisado, mientras los trabajadores trataban de liberarlo.

Le estamos pidiendo al USDA que conduzca su propia investigación y condene a los expositores, a los distribuidores, a Cleveland County Agriculture & Livestock Exchange y a cualquier otra parte responsable con el máximo rigor de la ley.

Insta a los operadores del Mercado de Agricultura y Ganadería del condado de Cleveland a prohibir las subastas de animales exóticos.


Actúa por los Animales Pateados, Azotados, Empujados y Vendidos como Mercancía

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.