Video de PETA Único en su Tipo:

Trabajadores Destrozan Animales y los Descartan en la Industria del Cangrejo Moro de Florida

¡ACTÚA!

Actualización (16 de junio de 2022): PETA acaba de enterarse de que la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida ha presentado un cargo de delito grave de crueldad a animales y dos cargos de delitos menores por posesión contra el pescador Michael Bossert en respuesta a nuestra denuncia y video que lo muestra golpeando un tiburón contra el costado de un bote y aparentemente extrayendo trozos de la carne del animal para usarlos como carnada. Recientemente, otro pescador, Charles Mora, fue acusado de un delito grave de crueldad hacia los animales por arrancar el manto, que alberga los corazones y otros órganos, de un pulpo vivo. Firma la petición instando a la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida a poner fin a la mutilación de los cangrejos.

A fines del 2021, un testigo registró que trabajadores capturaban cangrejos frente a los Cayos de la Florida para venderlos a Keys Fisheries –el mayor vendedor de pinzas de cangrejos moros del estado– y observó que a los cangrejos les arrancaban las pinzas y los volvían a lanzar mutilados al agua, donde muchos probablemente murieron por las heridas o de inanición. Pero esta práctica, atrozmente dolorosa, que de otro modo violaría la ley de crueldad animal de Florida, no se limita a Keys Fisheries, es habitual en la industria, y es en realidad requerida por el estado.

Keys Fisheries es un proveedor de las tiendas Whole Foods y Winn-Dixie en Florida, así como también del restaurante Joe’s Stone Crab en Miami Beach.

Trabajadores Arrancan las Pinzas de los Cangrejos por Lucro

Trabajadores sacaban del agua a los cangrejos moros atrapados y les arrancaban las pinzas, causándoles un dolor extremo, y luego arrojaban a los animales mutilados desde lo alto, sobre la estela dejada por la embarcación en la superficie del agua. Las piernas de algunos de estos cangrejos mutilados también eran arrancadas cuando los tiraban en contenedores.

Los cangrejos aprenden rápido y retienen información para no repetir sus errores. Científicos hallaron que los cangrejos no solo experimentan dolor, sino que también lo recuerdan para evitar situaciones que previamente les causaron sufrimiento. Estudios encontraron también que responden a los anestésicos e intentan curar sus heridas.

A pesar de toda la evidencia de que los cangrejos padecen un profundo sufrimiento cuando les arrancan las pinzas, esta crueldad es una práctica habitual en la industria. Las regulaciones de Florida en realidad requieren que los cangrejos a quienes les han arrancado las pinzas sean devueltos al agua, supuestamente para regenerarlas, una expresión de deseo que permite que el comercio del cangrejo moro del estado, de $30 millones al año, siga lucrando con el intenso sufrimiento animal.

Los Cangrejos se Desangran, la Mitad Muere en Horas

Arrancarle las pinzas a un cangrejo no solo les causa un dolor atroz, sino que la gran mayoría de los cangrejos así mutilados también muere por eso.

Un trabajador admitió que cortarles las pinzas a los cangrejos de determinadas maneras provocaría que los animales “se desangraran y murieran”. La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC), la cual regula la industria del cangrejo moro en el estado, encontró que un promedio de 31% de pinzas mostraban evidencia de que también se había arrancado músculo al cuerpo de los cangrejos, indicando que esos animales probablemente murieron desangrados.

Un estudio de la FWC “encontró una muy alta tasa de mortalidad asociada a la extracción de pinzas”: el 40,8% de los cangrejos murieron cuando le arrancaron una pinza y el 62,9% de los cangrejos murieron cuando les arrancaron las dos, mientras que otro estudio arrojó que el 100% de los cangrejos moros murieron tras resultar heridos por una mutilación de apenas 7 milímetros de ancho, aproximadamente el tamaño de una goma de lápiz, sufriendo durante horas o días. Un estudio de Everglades National Park Service encontró que más de tres cuartos de las muertes de cangrejos moros causadas por esta crueldad ocurrieron dentro de las 24 horas.

Los Cangrejos Moros Mueren de Hambre, no Pueden Protegerse o Alimentarse

A la mayoría de los cangrejos, los trabajadores les arrancaban ambas pinzas. Sacarles tan solo una, compromete la capacidad del cangrejo de alimentarse y defenderse, dejando a muchos padeciendo una inanición prolongada o resultar víctima de predadores. Sin una o ambas pinzas, los cangrejos no pueden abrir las conchas de las ostras y mejillones, una parte importante de sus dietas.

Según la FWC, incluso si los cangrejos se las arreglaran para sobrevivir a la pérdida inicial de una o ambas pinzas y los efectos resultantes, requiere hasta tres años el nuevo crecimiento de las pinzas en un 95% de su tamaño original.

Mientras el organismo requiere que las pinzas de los cangrejos alcancen una longitud determinada antes de que la gente se las pueda quitar, el testigo vio que trabajadores les arrancaban algunas pinzas sin medirlas antes.

Como señaló el experto en comportamiento animal, profesor Robert Elwood: “La idea de que [los cangrejos] sobrevivirán y regenerarán sus pinzas es una quimera”.

Trabajadores Descuartizan Langostas y Pulpos, Golpean a un Tiburón Contra una Embarcación

Tras arrancar el equivalente aproximado en dinero de $2.200 en pinzas de cangrejos en un día, los trabajadores también atrapaban langostas, animales que, como los humanos, tienen una larga infancia y cuyo embarazo dura nueve meses. Después les arrancaban las colas a los animales (algo atrozmente doloroso) antes de volver a lanzarlos al agua.

Un trabajador golpeaba de manera reiterada contra la embarcación a un tiburón que había sido capturado en una trampa para langostas y aparentemente cortaba pedazos del animal para usarlos como carnada.

Los pulpos, animales muy inteligentes, conocidos por usar herramientas y realizar osados escapes en tanques de acuarios, eran lanzados en un refrigerador para ser cocinados y comidos después. Un hombre arrancó el manto (que alberga a los tres corazones de un pulpo y a otros órganos, pero no al cerebro) a varios pulpos, aparentemente en un crudo intento de asesinarlos. Un pulpo mutilado, cuyo manto había sido arrancado, se retorcía de dolor tras ser lanzado en un contenedor.

Un trabajador golpeó a varios peces con un martillo para matarlos y usar su carne como carnada para las trampas, y trabajadores dejaron a otros peces asfixiándose dentro de trampas.

¡Tú Puedes Ayudar a Detener esta Tortura Para los Cangrejos!

Lo mejor que puedes hacer por los cangrejos es hacerte vegano y dejarlos a ellos y a los otros animales marinos fuera de tu plato. Desde “pasteles de cangrejo” hechos con yaca hasta atún sin pescado, las opciones saludables y deliciosas de pescados y mariscos veganos nunca han sido tan fáciles de encontrar.

Por favor, firma también la petición instando a la FWC a acabar con la mutilación de cangrejos. Pídele al organismo que prohíba la práctica cruel e insostenible de capturar cangrejos moros y arrancarles las pinzas.

Video de PETA Único en su Tipo: Trabajadores Destrozan Animales y los Descartan en la Industria del Cangrejo Moro de Florida

Firmar Petición Instando a la FWC a Acabar con la Mutilación de Cangrejos
Mutilación de Cangrejos Moros en Florida
Acabo de ver un video en el que trabajadores les arrancan las pinzas a cangrejos moros vivos y los arrojan nuevamente al agua. Me impactó saber que esta cruel práctica es habitual en la industria y es requerida por las regulaciones de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC). La evidencia científica muestra que los cangrejos pueden sentir dolor.

Además, la práctica de desmembrar a cangrejos moros y regresarlos al agua (supuestamente para que sus pinzas se regeneren) es insostenible. Un estudio de la FWC encontró que aproximadamente el 41% de los cangrejos murieron cuando les arrancaron una pinza y casi dos tercios murieron cuando les extrajeron ambas. Otro estudio encontró que el 76% de las muertes por remoción de pinzas ocurrió dentro de las 24 horas. Muchos cangrejos que sobreviven a este trauma mueren lentamente por inanición o por depredación al verse perjudicada su capacidad de alimentación y defensa, y, según estimaciones propias de la FWC, les lleva hasta tres años regenerar las pinzas en un 95% de su tamaño original.

¿Podría por favor hacer que las reglas de la FWC cumplan con las leyes de crueldad animal de Florida prohibiendo la captura y mutilación de cangrejos moros?

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.


Haz clic aquí para agradecerle al testigo que reveló esta crueldad. Si crees que eres apto para llevar adelante investigaciones como esta, queremos que nos contactes.