Investigación Encubierta:

Pavos Pisoteados, Golpeados y Abandonados Para Morir en Granjas ‘Humanitarias’ Proveedoras de Importantes Supermercados

Video  ¡ACTÚA!

Actualización: 19 de agosto de 2021:
Después de que PETA revelara que trabajadores patearon, pisotearon y golpearon a pavos con una barra pesada en granjas proveedoras de Plainville Farms, Whole Foods ha suspendido todas las compras a la compañía y retirado sus productos de los estantes de la tienda, y describió las imágenes de PETA como “increíblemente preocupantes e inaceptables”. Actúa a continuación.

Si alguna vez compraste en Whole Foods, puede que hayas visto letreros que dicen “ambiente enriquecido” y “trato humanitario” en el sector de la carne. Pero, lo que un investigador de PETA documentó en una serie de granjas industriales de Pensilvania con pavos, vinculadas a proveedor de Whole Foods, revela que estos letreros probablemente valen menos que el papel reciclado en el que están impresos.

En 2021, un investigador de PETA trabajó para Plainville Farms, una compañía con sede en New Oxford, Pensilvania, que afirma producir pavos “humanitarios” en un “ambiente libre de estrés”.

El investigador de PETA vio a trabajadores atacar a aves para infundir terror, descargar su frustración o aliviar su aburrimiento. Trabajadores pateaban y pisoteaban a los pavos tan fuertemente como podían. Lanzaban a las aves por el aire de un ala, del cuello, de la cabeza y de la carúncula. Las lanzaban de un lado a otro solo por diversión. Les ataban las carúnculas y se reían mientras las aves aterrorizadas eran empujadas en los confines abarrotados de la rampa. Las golpeaban con una vara de hierro y se paraban sobre sus cabezas. Las asfixiaban y estrangulaban, y las estrujaban y rompían el cuello. Usaban los cuerpos de los pavos para imitar actos sexuales. Míralo por ti mismo y luego actúa a continuación.

¿‘Humanitarios’? ¿‘Libre de estrés’? Júzgalo por ti mismo.

Las granjas individuales que proveen a Plainville Farms están certificadas tanto como operaciones “base” y “Paso 2”, según el Programa de 5 pasos® con los estándares para la clasificación del bienestar animal de la organización Global Animal Partnership (G.A.P.). Como consecuencia de ello, se espera que Plainville cumpla con estándares de bienestar más altos que la mayoría de las granjas industriales.

Pateados, Lanzados y Apaleados en Proveedor de ‘Carne Feliz’

El investigador de PETA observó grupos de trabajadores que atrapaban pavos, que pasan toda la noche agarrando miles de pavos en cobertizos polvorientos y abarrotados y arrojándolos contra jaulas de metal en camiones que los llevan al matadero.

Cada noche, en cada granja que los grupos trabajaban, el investigador de PETA vio a estos trabajadores agarrar a los pavos, y reiteradamente patear y pisotear ferozmente a decenas de ellos, muchos enfermos, lastimados, debilitados o demasiado cojos para pararse.

¡Incluso una posición del grupo es llamada “patada”, donde se espera que el trabajador patee a los pavos que pasan por ese punto!

Los trabajadores agarran a los pavos (cada pavo pesa más de 40 libras) por el cuello o por un ala frágil, los levantan y lanzan. Se arrojan las aves enérgicamente unos a otros y las arrojan a los otros pavos, como si fuera un juego. Uno sostenía una bolsa de basura abierta como un aro de baloncesto para arrojar allí un ave.

Los pavos reciben puñetazos y cachetazos. Un hombre los golpeó con una pesada vara de metal.

Simulan Masturbarse Con Una Pava Lastimada

Los trabajadores tratan de romperles los cuellos a las aves agarrándolas de la cabeza y sacudiéndolas hacia arriba y abajo reiteradamente, para luego arrojarlas a un costado. Los pavos convulsionan y quedan muriendo en agonía. Les hacen esto incluso a los pavos que no parecen enfermos o lastimados, aparentemente solo para divertirse.

Un trabajador agarró una de estas aves y la puso entre sus piernas. Sosteniéndola de su cuello lastimado, imitaba una masturbación y luego la tiró al piso, la pateó y dejó agonizando en el suelo, junto a otra pava desechada como basura.

Unas noches después, el mismo trabajador puso a otra pava entre sus piernas y movía su pelvis de atrás hacia adelante.

“¡Mátalo!”

Los pavos que sobreviven a todo este abuso son colocados a la fuerza en una cinta transportadora y golpeados contra jaulas de metal abarrotadas en camiones con costados abiertos.

Si los pavos forcejean para liberarse, los trabajadores los arrojan contra las jaulas y gritan “¡Mátalo!”.

Consigue Otro Trabajo Si No Quieres Patear Pavos

Los líderes del grupo no hacen nada para detener este violento abuso. Uno de ellos (que pateaba a los pavos él mismo) alentaba de forma reiterada a los trabajadores para que patearan y lanzaran a las aves.

Él y otros trabajadores le reprocharon al investigador de PETA el hecho de no patear a las aves y solo agarrarlas y reunirlas con calma, e incluso llegaron a decirle que debería buscarse otro trabajo ya que no hacía las cosas de la manera “correcta”, es decir maltratando a los animales.

Pavos Muertos y Moribundos Tras Toda Una Vida de Sufrimiento

Cada noche en cada granja se pueden ver pavos muertos y moribundos. No reciben tratamiento por enfermedades o lesiones, sino que se los deja morir lentamente y con dolor.

Estos animales ya están hacinados, estresados, aterrorizados y debilitados por padecer un peso excesivo al ser criados de forma selectiva para ganar peso rápidamente. Independientemente de la forma en que son cargados hacia el matadero (donde la manipulación es seguramente igual de horrorosa), ellos sufren simplemente en virtud de ser criados por su carne.

¿Las Organizaciones ‘Humanitarias’ Dejarán de Encubrir a las Granjas Industriales?

PETA compartió sus hallazgos en Plainville Farms con la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), The Humane Society of the United States (HSUS) y Compassion in World Farming (CIWF). Estas organizaciones colaboran con G.A.P., y sus representantes tienen asientos en la junta directiva.

“Los pavos se amontonan a lo largo de las paredes del galpón y las paredes de las mangas en busca de protección y consuelo. Los trabajadores los patean y pisotean, lanzan aves por el aire –a menudo de un lado a otro– tomándolos por un ala, el cuello, la cabeza y la carúncula. Atan sus carúnculas y se ríen mientras los pavos macho, con los ojos muy abiertos, son empujados hacia los confines de las mangas, mientras los animales amontonados luchan por mantenerse de pie antes de eventualmente resbalar y caer debajo de otras aves. Los trabajadores golpean a los pavos con barras de hierro, se paran sobre sus cabezas, se sientan sobre ellos, los presionan contra el suelo y se arrodillan sobre sus cuellos. Los asfixian, estrangulan, retuercen y rompen el cuello. Usan sus cuerpos para simular sus propios actos sexuales. Y cuando los cuerpos de las aves están demasiado rotos para moverse, son pateados o lanzados hacia adelante. Si están muertos o agonizando, son echados a un lado, ya sea que estén débiles o sacudiéndose”.

–Investigador encubierto de PETA describiendo lo que vio en Plainville Farms.

Para ASPCA, HSUS y CIWF:

Han pasado más de 10 días desde que PETA les informó sobre este video, que muestra algunas de las horribles torturas a las aves descritas anteriormente y documentadas en múltiples granjas con “certificado humanitario” por G.A.P., el cual es respaldado y apoyado por –y tiene el visto bueno de– sus organizaciones. Se acaba de publicar un video adicional que muestra aún más tormento sádico a los pavos de Plainville Farms, por parte de los trabajadores.

¿Cuántos videos más de abuso y sufrimiento animal tienen que mostrarse para que sus organizaciones dejen de promover estos falsos “estándares” en granjas industriales? Su colaboración con G.A.P. traiciona a cientos de millones de animales cada año, y también a consumidores bien intencionados que creen que esta certificación realmente significa algo.

¿Cuándo se convertirán en organizaciones realmente humanitarias y dejarán de encubrir a la industria de las granjas industriales?

***

Por favor, contacta a estas organizaciones AHORA MISMO y diles que su asociación a G.A.P. no tiene nada de “humanitaria”. Y si te dicen que “trabajan con” la industria, contrarresta su argumento: pregúntales si lo que hemos descrito– y no es la primera vez– no está afirmando la industria de granjas industriales, porque eso es lo que esta asociación está haciendo.

Kitty Block
Presidenta y CEO
HSUS
[email protected]

Dra. Sara Shields
Especialista en Comportamiento y Bienestar
Humane Society International
[email protected]

Matthew Bershadker
Presidente y CEO
ASPCA
[email protected]

Ben Williamson
Director ejecutivo para EE.UU.
CIWF
[email protected]org

Dra. Hillary Dalton
Especialista en Bienestar Animal
CIWF
[email protected]

Luego dinos qué te respondieron.

ENVÍA LAS RESPUESTAS

¡Los Pavos te Necesitan Para Ayudar a Poner fin a Esto!

No te dejes engañar por las afirmaciones de marketing de que los animales son criados en un ambiente “libre de estrés” y son transportados con “comodidad”.

Este sufrimiento no lo detendrá la policía ni ninguna compañía. Sólo tú puedes detenerlo, no pagando por esto. Evita todos los alimentos derivados de animales, incluso la carne, los huevos y la leche denominados “humanitarios”, “orgánicos” y “de campo”. Siempre que haya ganancias de por medio, el bienestar animal siempre pasa a un segundo plano.

Insta a Whole Foods y a G.A.P. a dejar de engañar a los consumidores con falsas afirmaciones de “carne humanitaria”.

 

Por favor envía comentarios cordiales a:

Anne Malleau
Executive Director
Global Animal Partnership
[email protected]


Pavos Pateados, Golpeados y Asesinados en Granjas ‘Humanitarias’ Vinculadas a Proveedor de Whole Foods

Insta a Whole Foods a Dejar de Engañar a los Consumidores con Falsas Afirmaciones de “Carne Humanitaria”

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.


Si crees que tienes la capacidad para realizar investigaciones encubiertas como esta, queremos que nos contactes. Haz clic aquí para agradecer al investigador que expuso esta crueldad.