PETA Asia Expone el Abuso Espantoso e Impactante en el Comercio Internacional de Piel de Serpiente

TOMAR ACCIÓN

Imágenes nunca antes vistas, pertenecientes a una investigación de PETA Asia, revelan que miles de serpientes en Vietnam son confinadas y luego asesinadas al inflarlas con aire comprimido y que a los cocodrilos les aplican descargas eléctricas, son apuñalados con una cuchilla de metal, inflados y después probablemente desollados vivos solo para hacer bolsos, zapatos, cinturones y otros accesorios que se venden en todo el mundo.

La crueldad que estás a punto de ver es común en la industria de las pieles exóticas.

Serpientes vivas infladas hasta morir

Las imágenes muestran cómo les cierran la boca y el ano a las pitones con bandas apretadas de constricción, luego les hacen un agujero en la cabeza o en la cola, insertan una manguera y bombean aire comprimido, un método de matanza que se considera “inhumano” e “inaceptable” según los estándares internacionales y resultaría en “estrés y dolor extremos”, según el Dr. Clifford Warwick, experto en reptiles. Se filmó a un trabajador parado deliberadamente sobre una serpiente, aparentemente intentando aumentar la compresión.

Al investigador le dijeron que las serpientes fueron presuntamente aturdidas con una batería de automóvil antes de ser asesinadas, pero la electrocución no es un método humanitario ni aceptable para aturdir ni matar reptiles. Según el Dr. Warwick, los reptiles recuperan rápidamente la movilidad y las reacciones normales, y no existe una buena evidencia de que la electrocución provoque insensibilidad al dolor o al estrés en los reptiles.

Las imágenes de PETA Asia muestran la cola de una serpiente moviéndose durante la inflación letal, lo que indica que las pitones aún pueden estar vivas mientras les arrancan la piel y las vísceras. El investigador no vio que nadie comprobara los signos vitales de los animales antes de iniciar la carnicería.

“Durante el proceso de matanza, las serpientes pueden parecer algo inmóviles, pero esto no puede implicar que no estén sufriendo. La catastrófica presión interna causada por el aire comprimido causará un dolor severo en todo el cuerpo de la serpiente y también resultará en fuerzas aplastantes en su corazón, además de un fuerte estrés en su sistema circulatorio y nervioso”.

–Dr. Clifford Warwick, PGDip (MedSci), Ph.D., C.Biol., C.Sci., EurProBiol, FRSB

A pesar de conocer todo esto por PETA, Louis Vuitton y otras marcas que venden piel de serpiente continúan beneficiándose de este tipo de crueldad.

Serpientes confinadas en jaulas sucias y estrechas

En lugar de estar explorando en selvas exuberantes y pantanos y sentir todos los placeres sensoriales con los que están tan profundamente sintonizadas, las serpientes cautivas son relegadas a sucias jaulas de alambre en las que ni siquiera pueden estirarse en toda su longitud, mucho menos moverse o trepar. No tenían agua, comida, enriquecimiento, escondites ni un recipiente para bañarse en las estrechas jaulas. Confinar serpientes de esta manera es común en las instalaciones comerciales de matanza.

“Las jaulas de alambre en general presentan ciertos problemas de bienestar para las serpientes, ya que las serpientes tienden a intentar escapar y al hacerlo desarrollan lesiones por fricción en el hocico debido a la abrasión del alambre”.

—Dr. Clifford Warwick, PGDip (MedSci), Ph.D., C.Biol., C.Sci., EurProBiol, FRSB

La pandemia de COVID-19 ha demostrado al mundo que apiñar animales enfermos y estresados ​​juntos crea un caldo de cultivo perfecto para virus mortales, y las serpientes cautivas son susceptibles a numerosas enfermedades. A un investigador de PETA Asia le dijeron que muchas serpientes cautivas en Vietnam tienen ácaros. Cuando se le preguntó cómo se trata este problema, el trabajador respondió: “¿Para qué hacerlo? Si las despellejamos de todos modos”.

© iStock.com / adisa

Cocodrilos apuñalados con una cuchilla de metal y desollados

El investigador de PETA Asia también obtuvo imágenes que mostraban a un montón de cocodrilos con la boca atada y luego envueltos en bolsas para que no pudieran moverse. Un trabajador caminaba encima de ellos y les aplicaba crudamente descargas eléctricas con lo que parece ser una batería de auto. Sin embargo, los reptiles no responden al aturdimiento eléctrico como los demás animales, y no existen pruebas fehacientes que demuestren que les hace perder la conciencia antes de que los trabajadores intenten matarlos.

Después de eso, otros trabajadores apuñalaban a los cocodrilos con una cuchilla de metal, conocido como el método de “puñalada en la nuca”. Según el Dr. Warwick, este método no mata a los animales de forma directa. En su lugar, les cortan o dañan gravemente la médula espinal, causándoles parálisis y probablemente un dolor extremo, pero no la muerte. La evaluación científica de este método ha confirmado que los cocodrilos pueden permanecer con vida y conscientes por más de una hora y media tras este procedimiento, lo que significa que los cocodrilos en este video probablemente estaban con vida y sintiendo dolor cuando eran inflados y después desollados y destripados. Este método de matanza es común en todo Asia, incluyendo Vietnam, Indonesia, Malasia y Filipinas.

“No tengo dudas de que estos animales padecieron un alojamiento estresante, una manipulación traumática y una matanza absolutamente inhumana”.

—Dr. Clifford Warwick, PGDip (MedSci), Ph.D., C.Biol., C.Sci., EurProBiol, FRSB

Recintos de concreto abarrotados

El investigador de PETA Asia también documentó cocodrilos cautivos en estrechos recintos de concreto que contenían agua turbia en otras cuatro granjas asiáticas. Un ambiente abarrotado puede causar agresión, lo que lleva a lesiones, así como infecciones y enfermedades. Según el Dr. Warwick,

“Las condiciones de alojamiento de los cocodrilos eran en su mayoría antihigiénicas y presentaban continuas amenazas potenciales de enfermedades para los animales y las personas que los manejan. Sin embargo, según mi experiencia, todas estas condiciones, aunque desfavorables, son comunes a casi todas las granjas de cocodrilos”.

¡Tú puedes ayudar a los animales explotados por su piel ahora mismo!

PETA y nuestras filiales internacionales han expuesto otras formas crueles en las que las serpientes y otros animales son asesinados por su piel. Las serpientes comúnmente son clavadas a los árboles, decapitadas o abiertas, y luego desolladas vivas. A los cocodrilos los asesinan clavándoles una vara de metal en la columna, y a las lagartijas las golpean en la cabeza o les cortan la columna con un cincel.

Por favor, no financies este sufrimiento. No compres bolsos, cinturones ni otros accesorios hechos con pieles exóticas. Con tantos materiales veganos, ecológicos y humanitarios disponibles en la actualidad, no hay excusa para seguir usando ni vendiendo pieles exóticas.

Insta a Louis Vuitton a dejar de usar pieles exóticas

Independientemente de los “estándares” que promocione una empresa o de dónde se fabrique el producto, el sufrimiento es rampante en el comercio de pieles exóticas, y es casi imposible rastrear el origen de un producto de cuero para averiguar quién fue asesinado por él. Un video exposé de PETA de granjas de cocodrilos en Vietnam que proveían de pieles a LVMH (la empresa matriz de Louis Vuitton), mostraba miles de reptiles inmóviles en fosas estrechas de concreto, algunas más estrechas que la longitud de sus propios cuerpos. PETA también obtuvo imágenes de avestruces (los cuales son usados para hacer carteras de piel de textura irregular que vende Louis Vuitton) que muestran que los tienen en corrales de engorde de tierra estériles antes de que finalmente los envíen al matadero, donde son inmovilizados a la fuerza, dados vuelta, aturdidos con electricidad y les cortan las gargantas a la vista de sus aterrorizados compañeros de bandada.

Cada accesorio hecho con pieles exóticas y vendido por Louis Vuitton representa la muerte atroz y espantosa de un animal sensible que solo quería que lo dejaran en paz. Únete a PETA para pedirle a LVMH que retire las pieles exóticas de Louis Vuitton y todas sus otras marcas ahora.


PETA Asia Expone el Abuso Espantoso e Impactante en el Comercio Internacional de Piel de Serpiente

¡Haz Algo!

5,314
simpatizantes han actuado.
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.