Una investigación de PETA

Elefantes Ancianos con Problemas de pie y de Articulaciones en Circus World

La Sociedad Histórica de Wisconsin, un organismo estatal, cada verano fuerza a los elefantes y a otros animales a actuar en un museo que se llama Circus World en Baraboo. Un investigador de PETA documentó que en Circus World, las elefantas Isa y Viola eran forzadas a realizar trucos agotadores en espectáculos dos veces por día, los siete días de la semana, a pesar de que padecían hinchazón crónica en los pies y mostraban signos de otras dolencias.

Mira el video a continuación para conocer más sobre el sufrimiento de los elefantes en Circus World:

Isa y Viola vienen de Carson & Barnes Circus, cuyos entrenadores fueron previamente captados en cámara por PETA cuando golpeaban a elefantes hasta hacerlos gritar. Isa y Viola fueron capturadas hace más de 50 años y han sido forzadas a actuar en espectáculos de circo durante décadas.

ACTÚA  CONOCE MÁS

Habitualmente, Isa y Viola viajan por la carretera durante muchos meses al año, a menudo están en una ciudad diferente cada día o cada dos días. Durante las 10 semanas que estuvieron en Circus World en 2021, Isa fue forzada a cargar grupos de personas en la espalda antes y después de cada actuación observada por el investigador. Los registros muestran que cerca de 5.200 personas pagaron para pasear en uno de los elefantes durante ese período. Un manejador empuñó un bullhook afilado mientras la elefanta llevaba hasta ocho personas en su espalda, nada menos que 13 veces seguidas.

Elefantes con Pies Hinchados, Cutículas Irregulares y Problemas en las Uñas de los Pies

Los problemas de los pies y la artritis son dolorosos y pueden ser mortales para los elefantes. Pero son comunes entre los elefantes cautivos que están encadenados y obligados a realizar trucos y dar paseos.

En Circus World, Viola continuamente trataba de cambiar el peso en sus piernas traseras, lo que podría indicar dolor en los pies o en las articulaciones, especialmente dada su avanzada edad.

Las cutículas traseras de ambas elefantas eran irregulares y estaban crónicamente inflamadas. Isa tenía las uñas de los pies deformes, posiblemente debido a una infección pasada.

Los traumatismos en las uñas de los pies, las anomalías y el mal estado de la cutícula son indicativos de problemas en los pies que probablemente sean dolorosos.

Para mantener sus pies sanos, los elefantes necesitan deambular por la tierra suave y nadar. Encadenarlos en piso de concreto (donde apenas pueden moverse y no pueden escapar a la incomodidad de la dureza del piso) es perjudicial para sus pies y articulaciones.

Sin embargo, Carson & Barnes todas las noches encadenaba a Viola y a Isa por dos piernas en una edificación de bloques de cemento en Circus World, y durante el día, cuando no estaban actuando o paseando gente, las elefantas ancianas eran confinadas de manera rutinaria en un corral, sin prácticamente ningún enriquecimiento para alentar la caminata y el ejercicio.

Es probable que el encadenamiento hubiera limitado su habilidad de acostarse para quitar presión a sus pies y aliviar cualquier molestia.

No hay evidencia que sugiera que los entrenadores alguna vez se dieron cuenta de que los pies de Isa y Viola y sus problemas de uñas, o actuaran para remediarlo, como sacar a las elefantas de la actuación o darles un montón de arena sobre la cual descansar.

Condiciones de Vida Lamentables, Elefantes Desesperados por Algún Alivio

En Circus World, cuando no eran usadas para paseos o actuaciones, Isa y Viola eran regularmente dejadas en un corral inhóspito sin agua para beber o bañarse. A menudo, la sombra natural era limitada, y la estructura que parecía ideada para brindarles protección del sol no era lo suficientemente grande como para que ambas elefantas pudieran pararse debajo al mismo tiempo.

A los elefantes les encanta nadar y estar tirados en el barro para refrescarse. Pero en Circus World, el personal apenas rociaba a Isa y Viola con una lavadora a presión ruidosa y las secaban con un soplador de hojas. Los elefantes tienen una audición muy sensible, pero este asalto a sus sentidos era totalmente ignorado por el manejador, quien llevaba protección auditiva.

Después de una tormenta, las elefantas se juntaron alrededor de un charco poco profundo, desesperadas por que el barro les salpicara la piel.

A medida que el césped disminuía en este recinto, los elefantes a menudo tenían que estirar sus trompas debajo de cables eléctricos para llegar al césped fresco.

¡Tú Puedes Ayudar a Detener Esto!

Dile a la Sociedad Histórica de Wisconsin que los días de uso de elefantes en los circos pertenecen al basurero del pasado.

Sociedad Histórica de Wisconsin: ¡Los Circos Con Animales Deberían Quedar en los Libros de Historia!

¡Haz Algo!

9,075
simpatizantes han actuado.
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.