Exposé de testigo:

Animales Paralizados, con Dificultad Para Respirar, Dados por Muertos en Proveedor de Petland

Take Action

Un testigo que trabajó en Great Pets –una instalación de cría en el condado de Licking, Ohio, que provee de aves y cobayos al comercio de mascotas– descubrió que las condiciones para los animales eran de todo menos “excelentes”. Los cobayos y las aves eran privados de atención adecuada para infecciones de vías respiratorias superiores, parálisis y otras afecciones. Eran hacinados en jaulas oscuras y sucias o dejados solos en pequeños contenedores de plástico e incluso los dejaban morir.

Los animales criados en Great Pets son vendidos en Petland, una cadena de tiendas de mascotas que se encuentra en todo Estados Unidos, Canadá, México y más países.

Traumatizados, Paralizados y Abandonados Para Morir

En Great Pets privaban a los animales de atención veterinaria adecuada de manera rutinaria. Algo que a veces resultaba fatal.

Dos cacatúas ninfas bebés traumatizadas murieron después que el propietario de la instalación insertara con fuerza una sonda de aguja a través de sus gargantas en un crudo intento de vaciarles el buche (una bolsa en la base del esófago de un ave donde se almacena temporalmente la comida) aparentemente golpeado o infectado y las volteó boca abajo hasta que regurgitaron. Admitió que esto era “muy duro para las aves” y dijo que un veterinario que conocía se negó a realizar el peligroso procedimiento, que fácilmente podría provocar que las aves inhalen su propio vómito y mueran.

Un trabajador dejó a dos cobayos recién nacidos que aparentemente estaban paralizados sin ninguna atención durante la noche, y uno murió. Su compañero de camada sufrió durante horas y finalmente se le aplicó la eutanasia.

Una mañana temprano, el mismo trabajador encontró que una madre cobaya estaba angustiada y respiraba con rapidez, pero no le avisó al veterinario, que estaba en el lugar, acerca de su mal estado y murió esa tarde. La mañana siguiente, su bebé estaba frío, letárgico y respiraba con dificultad, pero el trabajador no lo llevó de emergencia para que lo trataran y también murió.

Este cobayo bebé, aparentemente paralizado, fue encontrado muerto después de que un trabajador lo dejara toda la noche sin atención.

Cacatúas Ninfas y Cobayos Sufrían de Infecciones en Contenedores Llenos de Heces

A las cacatúas ninfa que sufrían de infecciones oculares y de vías superiores respiratorias y otras enfermedades las dejaban durante semanas en pequeños contenedores de plástico desprovistos de posaderas y de ventilación adecuada. Algunas parecían estar demasiado débiles y sufriendo como para limpiarse las plumas ajadas, que estaban incrustadas con secreciones y probablemente heces de los pisos sucios de los contenedores. Las aves son quisquillosas y se acicalan durante el día para mantener sus plumas listas para volar como una cuestión de supervivencia. Como animales de presa, también ocultan enfermedades, así que cuando las aves se ven enfermas es porque están gravemente enfermas y requieren atención veterinaria urgente.

Una cobaya, que se sospechaba tenía una infección de las vías respiratorias superiores, estuvo al menos tres semanas con dificultad para respirar, antes de finalmente ser liberada de su sufrimiento.

Otra cobaya tenía aparentemente una infección uterina o un bebé muerto aún en su útero, pero la dejaron languidecer por dos semanas antes de liberarla de su sufrimiento.

Los cobayos usados para reproducción –como esta madre que fue encontrada muerta– tenían etiquetas metálicas perforadas en sus sensibles orejas.

 

A pesar de que las infecciones fúngicas eran rampantes, un trabajador consideró que este cobayo con fuerte pérdida de pelo y piel escamada era una cuestión “hormonal”.

Grandes Aseveraciones que Cubren una Gran Insensibilidad

Great Pets afirma tomar “medidas extremas… para proveer a cada ave y animal la mejor… atención veterinaria”. Pero cuando el testigo preguntó si una joven cacatúa ninfa herida que sangraba podía ser tratada por un veterinario, el dueño afirmó que no llamaría a un veterinario por “cada cosa menor”.

En menos de seis semanas, al menos 27 animales fueron encontrados muertos en la instalación. El propietario desestimó las muertes frecuentes y enfermedades generalizadas, diciendo: “Tenemos miles de aves y animales. No todos vivirán sanos, felices para siempre”.

El testigo encontró que 27 animales murieron en la instalación en cuestión de semanas, incluidos estos cobayos bebés, uno de los cuales había sido aparentemente canibalizado, una señal de la fuerte angustia psicológica resultante de la privación crónica y el hacinamiento.

Perico Dejado en una Jaula tan Pequeña que ni Siquiera Podía Extender las Alas

Los pericos eran hacinados por docenas en jaulas pequeñas y oscuras, un perfecto caldo de cultivo para enfermedades. Los pericos fuertemente estresados les arrancaban las plumas a sus crías, dejándoles manchas de sangre.

Un ave frustrada (que un trabajador afirmó que había “asesinado” a otras aves) fue dejada sola durante varios días en una jaula oxidada y muy sucia, la cual era tan pequeña que ni siquiera podía extender las alas.

A este perico, muy frustrado, los trabajadores lo dejaron totalmente solo durante días en una jaula sucia y oxidada, tan pequeña que ni siquiera podía extender las alas.

Más de 600 cobayos estaban en pequeños contenedores de metal que no fueron desinfectados durante más de cuatro semanas y apestaban a amoníaco. No tenían dónde esconderse ni nada que masticar, ambas acciones esenciales para los animales de presa cuyos dientes crecen continuamente.

Mi opinión profesional es que los recintos inhóspitos, sobrepoblados y expuestos en los que estos animales están alojados son inhumanos y peligrosos para la salud animal, predisponiendo a estos cobayos a un sufrimiento psicológico por la privación crónica y el estrés social, la enfermedad odontológica y las infecciones”.

—Heather Rally, Doctora en medicina veterinaria

Más de 600 cobayos como este, que tenía lo que un trabajador llamó “caída de ojo”, a quien intentaban reproducir y vender en el comercio de mascotas, eran hacinados en pequeños contenedores metálicos que apestaban a amoníaco y no eran desinfectados por semanas.

No Sorprende: el Dueño del Proveedor ‘Great Pets’ Tenía Vínculos con SeaWorld y con Espectáculos de Estilo Circense

Antes de abrir Great Pets, el propietario entrenaba y proveía de animales a espectáculos de estilo circense, como SeaWorld, y tiene un largo historial de violaciones a la Ley de Bienestar Animal, como privar a los animales de atención veterinaria adecuada y acceso a refugio, al confinarlos en jaulas inseguras y teniendo a los sociales primates en confinamiento solitario.

En Great Pets, los loros amazónicos Captain y Stevie (quienes, según un trabajador, fueron usados anteriormente en actos con animales realizados por el propietario) permanecían en jaulas desoladas. La Dra. Pratikshya Patil, una veterinaria que analizó las fotos de las condiciones en que vivían estas aves, escribió que “podría considerarse una forma de tortura” para los altamente inteligentes loros, quienes ansían estimulación mental y socialización con desesperación.

Según un trabajador, Stevie tenía 70 años y ambas aves se habían vuelto “algo así como una ocurrencia de último momento” ya que no estaban siendo usados como reproductores para ganar dinero.

Según un trabajador, este loro amazónico, Stevie, tenía 70 años.

 

Los loros amazónicos, altamente inteligentes y sociales, como este, llamado Captain, eran dejados en jaulas inhóspitas con poco o nada de enriquecimiento.

Cadena de Suministro de Sufrimiento: Estrés Camino a la Tienda de Mascotas Genera más Enfermedad

Cada semana, decenas de aves y cobayos eran apiñados en contenedores de transporte para ser distribuidos en tiendas Petland. A veces, las tiendas devolvían a los cobayos a Great Pets por las infecciones fúngicas rampantes.

Cacatúas ninfas enfermas eran dejadas en contenedores diminutos de plástico con mínimo flujo de aire.

A las aves también les recortaban las alas, una práctica que les puede causar problemas psicológicos y de conducta, y dejarlas vulnerables a predadores y a lesiones.

Los cobayos y las aves tienen necesidades complejas, pero las tiendas que buscan hacer ventas rápidas a menudo engañan a los clientes con relación al tiempo, dinero, espacio y atención veterinaria especial que estos animales requieren. Fábricas de cría como Great Pets siguen produciendo animales vulnerables en masa, quienes sufren desde mucho antes de llegar a los estantes de las tiendas.

Algunos contenedores de transporte contaban con poca ventilación y eran apilados unos sobre otros.

 

Los animales eran apiñados en contenedores de transporte destinados a las tiendas Petland.

¡Tú Puedes Ayudar a las Aves y a los Cobayos!

Por favor, súmate para instar a Petland a reconsiderar su relación con Great Pets y dejar de vender animales vivos definitivamente.

Y si planeas tener un animal en la familia, adopta en un refugio de animales u organización de adopción, nunca compres en una tienda de mascotas o a un criador.


Exposé de testigo: Animales Paralizados, con Dificultad Para Respirar, Dados por Muertos en Proveedor de Petland

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +

Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.


Haz clic aquí para agradecerle al investigador que descubrió esta crueldad. Si crees que eres apto para llevar a cabo investigaciones encubiertas como esta, queremos que nos contactes.